Es muy triste de pedir pero más triste es tener que cambiar de blog

|
Yo tenía una granja en África... ¡Ay no!. Esa era la de Memorias de África. Yo lo que tenía era otro blog. Tenía incluso otro nick.

Admito que no era de los blogs más populares. Que tampoco le dedicaba demasiada atención últimamente. Sin embargo, le había cogido cariño después de tanto tiempo. Hasta que ocurrió lo que ocurrió: por pura casualidad descubrí que mi hermano había encontrado mi blog.

Recapitulemos.

Cuando le conté a mis padres "lo mío" me pidieron que no se lo contara a mi hermano. En realidad, me pidieron que no se lo contara a nadie "porque mi vida privada no le interesa a nadie". Como leí en algun sitio de la bollosfera (no me acuerdo donde), yo salí del armario para meterles a ellos.

El argumento que esgrimió mi padre es que mi hermano se lo contaría a su mujer y ella utilizaría mi homosexualidad de alguna manera en algún momento para atacarme o atacarles a ellos. Es decir, su propia homofobia los había vuelto paranoicos.

La verdad es que acabé por no contar nada a mi hermano. Uno, porque no me apetecía, ya que no tenemos una relación demasiado cercana. Dos, porque desde aquella vez que casi me pillaron él y mi cuñada en la cama con mi novia de entonces, creo que sobraban las explicaciones.

Y es que mi hermano tiene un defectillo de dimensiones cósmicas: es un puto cotilla. Me cotilleó el diario que tenía a los 14 años. Me cotilleó mis cartas de "admiración" (ejem) a los 16 y me ha cotilleado el blog a los taitantos. Que así expuesto me parece que debo resultarle fascinante.

Y no me fastidia que se haya enterado de lo que contaba en el otro blog, que tampoco era nada del otro jueves, ni creo haberle descubierto la pólvora con lo de mi lesbianismo. Me fastidia la manera en que lo encontró (hurgando en mi propio ordenador) y que no intentara hacer un uso positivo de lo que descubrió limitándose simplemente a espiar agazapado en el anonimato.

Y como el blog anterior estaba pensado para que fuera totalmente ajeno a la familia (incluso a la más querida) cerré el tenderete y me mudé aquí. Así que querido hermanito, si vuelves a descubrir este blog y te quedas tan pancho y yo me entero saco el mazo y me quedo sola.

He vuelto.

8 comentarios:

farala 68 dijo...

...que tas tragao un pelo

ay no ese era otro refrán

si te descubre va a ser porque tu humor es inconfundible!

bueno, pues un enorme placer (no me digas que el placer es tuyo!) reencontrarte. te linkeo, kali

adelfa dijo...

eres la que creo que eres?nos hemos conocido en persona hace poco?

marta dijo...

Welcome back!

kali dijo...

@farala: ays faralilla qué te voy a contar que tú no sepas... lo dicho... a ver cuánto me dura este

@adelfa: sí hija sí. soy la misma que viste y esquía.

@marta: no me fui por mucho, pero se agradece la bienvenida :-)

Ico dijo...

ocurre en las mejores familias.... ánimo y suerte en el nuevo recorrido

PULGACROFT dijo...

Pues yo no sé quien eras ni quien eres pero me da igual no se lo voy a decir a nadie jeje...
;)

elunicornionegro dijo...

oyesssss pues a mí, con respeto para tu santa progenitora que me cae mu bien, tu hermano me parece un poco "eso". ya tú sabes.

Alson dijo...

Algo parecido me ha pasado a mi. después de dos años (no es mucho, lo admito) me toca mudar. Pues nada,
renovarse o morir. Preferimos lo segundo leo.
Buen vuelo.

Publicar un comentario

Escupe, Guadalupe