Ya está bién

|
Lo siento Ave, pero no toca hablar de la gripe porcina, sino de un tema aún mejor.

El otro día Farala pidió a sus alumn@s que levantaran la mano l@s que se consideraran feministas. Resultado: Farala fue la única que levantó el dedo. ¡Asombroso!. Las chicas de hoy en día nunca se han sentido desfavorecidas y no digamos discriminadas por el hecho de ser mujeres en ningún sitio y/o entorno. La más osada atribuyó semejante milagro al hecho de que viven protegidas por sus familias y que cuando les toque buscarse la vida a lo mejor sí empiezan a "pasarles" cosas.

Todo esto viene a cuento del famoso video (ya va por 50 millones de reproducciones y es el video más visto de la historia de Youtube) de Susan Boyle en Britains got talent. Desafortunadamente tiene la inserción desactivada así que quien quiera verlo le haga clic aquí.

Ahora vamos a jugar a las 7 diferencias y comparemos con este otro video.

La verdad es que aparentemente son bastante parecidos. Dos personas de esas que no entran por el ojo (por decirlo suavemente), que no es que sean el colmo de la brillantez y elocuencia y que luego resulta que cantan muy bien. Pero si te paras a mirar un poco más te das cuenta de ciertos "detallitos".

A Paul Potts no le preguntaron la edad, pero hay que ver el careto que pone el jurado cuando Susan Boyle le dice que tiene 47.

Nadie se rie cuando Paul dice que va a cantar ópera, pero cuando Susan dice que quiere tener el mismo éxito que Elaine Paige, el público se descojona.

Pero la diferecia mayor es la reacción del público. Con Susan se viene el teatro abajo y acaba con todo el mundo de pie y el jurado atónito. Con Paul, el entusiasmo es bastante menor (aunque finalmente ganara la edición del 2007). Y, ¿por qué?.

La respuesta está clara: si eres un hombre aunque no aparentes ser gran cosa, siempre tienes un voto de confianza. No se esperan automáticamente que seas un fraude. Pero ay de ti si eres una mujer de cierta edad, fea y de aspecto extraño, que lo vas a tener todo en contra. Por eso los dejó a todos patidifusos, porque a pesar de los pesares, fue capaz de conquistarlos.

Me pregunto si una tía cañón que cantara como Susan habría tenído el mismo éxito. Creo que no. Pues eso. La próxima vez, levantad la mano cuando os pregunten guapas.

No puedo resistirme

|
Ooootra vez iba a escribir sobre un tema bastante más serio, pero otro video se ha cruzado en mi camino. Así que ahora que llega el fin de semana, se socializa más, se sale por ahí a tomar un cacharro, o dos, o los que se tercien, tened cuidadito. Y si os para la policía para haceros soplar, por favor, no sigáis el ejemplo del paisano este, no vaya a ser que se piensen que váis más pedo que alfredo.


Mow the lawn

|
O en cristiano: corta el césped

Iba a escribir sobre un tema bastante más serio, pero he visto este video y ya me salió la vena friki.



Muy graciosas y sutiles las frasecitas: "mow the lawn", "trim your bush"... pero el gato ¿qué culpa tiene de todo esto?, que me lo han dejao al pobre que da pena.

Pero visto lo visto, se me ocurren unas cuantas cuestiones: ¿sois partidarias de la depilación con formas y colores novedosos?. ¿Os tira más lo clásico?. ¿Cera o cuchilla?. ¿Alguna historia que contar sobre las primeras impresiones?. Vosotras mismas... feel at home and express yourselves!

Se saben aquel que diu...?

|
Si no fuera porque conozco a mi prima como si la hubiera parido, pensaría que me estaba contando un chiste. Pero no. Es que ella es así.

Resulta que iba en el autobús en hora punta y, por tanto, de pie. A su lado iban dos chicas juntas en uno de esos asientos que van enfrentados con otros. En esto que uno de los sitios de enfrente se queda libre y una de las chicas se cambia para hablar más comodamente con la otra. Mi prima no se queda atrás y se sienta en el asiento que la chica había dejado.

A los dos segundo mi prima ya está dándole al coco, cagándose en las muelas de la chica que lleva al lado:

"Ya podía sentarse bien la pedorra esta, que voy con media espalda fuera del asiento... Bueno, mejor no le digo nada, porque total, es un rato nada más".

Sin embargo, mientras, intentaba hacerse más hueco empujando disimuladamente con la cadera, metiendo un poco el codo y la chica no se daba por aludida. Así que mi prima que no se calla ni debajo del agua va y le suelta:

- oye, por favor, ¿podrías sentarte bien?"

Respuesta apoteósica:

- señora, voy bien sentada, que este es un asiento de uno.

Así son los despistes de mi prima. De chiste.

Madre no hay más que una

|
Y gracias.

No es que mi madre sea particularmente horrible. Tiene sus cosas buenas y sus cosas malas, como todo el mundo. Lo que no ha perdido con el paso de los años es su capacidad para sorprenderme con las cosas más tontas. Por ejemplo, la semana pasada no fue capaz de resolver la adivinanza aquella de por un caminín caminucho va caminando un bicho, ¿qué bicho es si ya lo he dicho?. Yo pensaba que nos tomaba el pelo. Pero no. Lo que quedó patente que lo suyo no son ni los juegos de palabras ni el razonamiento lógico.

Pero la vez que casi me caigo de culo, fue una tarde que aburrida como una oveja, me senté con ella a ver el Diario de Patricia. En uno de los butacones estaba una atribulada jovencilla contando sus problemas, todas las injusticias, afrentas y desplantes de las que había sido objeto por ser homosexual. Por aquel entonces yo no había dicho ni pío en casa de "lo mío" así que seguí las disquisiciones de la muchacha con aire despreocupado como si la historia no fuera conmigo, echando un ojo de vez en cuando a mi madre para ver qué caras ponía. Y por más que intentaba adivinar lo que estaba pensando, sólo acertaba a observar su cara de concentración.

Cuando terminó la "entrevista" mi madre se volvió hacia mí muy seria y me preguntó: ¿pero homosexual no es que te gustan los hombres?.

Yo empecé a imaginarme la escena de mi salida del armario y no sabía si cortarme las venas o dejármelas largas. Y es lo que yo digo, mi madre está en este mundo porque tiene que haber de tó.

Es muy triste de pedir pero más triste es tener que cambiar de blog

|
Yo tenía una granja en África... ¡Ay no!. Esa era la de Memorias de África. Yo lo que tenía era otro blog. Tenía incluso otro nick.

Admito que no era de los blogs más populares. Que tampoco le dedicaba demasiada atención últimamente. Sin embargo, le había cogido cariño después de tanto tiempo. Hasta que ocurrió lo que ocurrió: por pura casualidad descubrí que mi hermano había encontrado mi blog.

Recapitulemos.

Cuando le conté a mis padres "lo mío" me pidieron que no se lo contara a mi hermano. En realidad, me pidieron que no se lo contara a nadie "porque mi vida privada no le interesa a nadie". Como leí en algun sitio de la bollosfera (no me acuerdo donde), yo salí del armario para meterles a ellos.

El argumento que esgrimió mi padre es que mi hermano se lo contaría a su mujer y ella utilizaría mi homosexualidad de alguna manera en algún momento para atacarme o atacarles a ellos. Es decir, su propia homofobia los había vuelto paranoicos.

La verdad es que acabé por no contar nada a mi hermano. Uno, porque no me apetecía, ya que no tenemos una relación demasiado cercana. Dos, porque desde aquella vez que casi me pillaron él y mi cuñada en la cama con mi novia de entonces, creo que sobraban las explicaciones.

Y es que mi hermano tiene un defectillo de dimensiones cósmicas: es un puto cotilla. Me cotilleó el diario que tenía a los 14 años. Me cotilleó mis cartas de "admiración" (ejem) a los 16 y me ha cotilleado el blog a los taitantos. Que así expuesto me parece que debo resultarle fascinante.

Y no me fastidia que se haya enterado de lo que contaba en el otro blog, que tampoco era nada del otro jueves, ni creo haberle descubierto la pólvora con lo de mi lesbianismo. Me fastidia la manera en que lo encontró (hurgando en mi propio ordenador) y que no intentara hacer un uso positivo de lo que descubrió limitándose simplemente a espiar agazapado en el anonimato.

Y como el blog anterior estaba pensado para que fuera totalmente ajeno a la familia (incluso a la más querida) cerré el tenderete y me mudé aquí. Así que querido hermanito, si vuelves a descubrir este blog y te quedas tan pancho y yo me entero saco el mazo y me quedo sola.

He vuelto.