42 segundos

|
¿Será verdad que hay un momento en que ves tu vida pasar como si fuera una peli en unos pocos segundos?




Hay gente que no se conforma con esto, pero yo creo que no estaría mal una ver una peli parecida.

Qué difícil es hacer amigos

|
No sé si entenderéis algo, pero es que no he podido evitar colgar este video. Ojalá me hubieran enseñado así la química.



Qué majete es el oxígeno, cagüenlaleche :-)

The Cuchini (our lips are sealed)

|
Yo sé que cuando tenía el otro blog, os quedasteis patty-diphusas con el invento aquel del cameltoe. Para muestra una foto:



Cual incansable investigadora, os traigo los últimos avances en la materia: el anti-cameltoe, o lo que es lo mismo... ¡el cuchini!. No voy a entrar en pormenores en cuanto al nombrecito del invento (que ya les vale) pero que sepáis que por el módico precio de 15$ podéis haceros con un cuchini y ahorraros la molestia de que os lean los labios por la calle.

Dos detalles que me han dejado flasheá: el video que acompaña al invento



cuya letra si alguien tiene curiosidad está aquí.

El otro detallito es que ¡se lo puedes enviar a alguien anónimamente si consideras que le hace falta uno!. Qué cabrones. Yo es que me parto imaginando el careto que se le debe quedar a más de una cuando reciba el regalito y el consiguiente mosqueo investigando quién ha sido el graciosillo.

Creo que el problema de estas chicas es que no escuchaban a sus madres cuando les decían aquello de "hija, sal a la calle aseá y bien depilá no vaya a pasarte un accidente y te tengan que llevar al hospital hagas lo que hagas, ponte siempre bragas" y encima usan pantalones violadores y así es que no se puede oiga.

Castiguito del Señor

|
También podría haber titulado este post como "Cosas raras-malas cotidianas" pero lo de castiguito del señor va más en la línea de con el mazo dando.

Tampoco os creáis que voy a hablar de física cuántica ni de filosofía. Tan sólo de lo que me pasa un día normal y corriente.

Por ejemplo. He ido a correr al Retiro y uno de los camellos (negro) que se ponen por la entrada del Florida Park me ha dicho algo según pasaba. Normalmente no ofrecen droga a los que vamos haciendo deporte. Pero va y me suelta "¿no? ¿chocolate no?" mientras cerraba la mano como si agarrara algo y se la llevaba a la boca. Ya no sé si me ofrecía "drojas" o me estaba preguntando si me apetecía chupársela. Esto podría considerarse raro-malo. Así que parafraseando a la Winehouse sólo puede decirle NO-NO-NOOOOOO

También me he cruzado con un taxista que llevaba pegado en el salpicadero un poblado pitufo (o algo así). No menos de 20 figuritas con sus casitas y sus canesús. Esto cae en la catergoría de raro rozando directamente con lo friki. Así llevaba el careto el tío que iba montado a su lado. Ni que fuera montado en el mambotaxi



Yo le entiendo, porque últimamente me ha tocado cada taxista que pa qué. Uno que intentaba pegar la hebra contándome chistes, uno que me tangó y en vez de darme dos monedas de euro, me devolvió dos de 500 pesos colombianos aprovechándose de la oscuridad de la noche y de las ganas que tenía por irme a dormir. Incluso en el colmo del exotismo, una vez pillé un taxista chino.

Por otra parte las de Afterellen han publicado su listado de macizorras 2009. Y qué queréis que os diga, la mitad de ellas no me dicen nada y la otra mitad pues sí están buenas y tal, pero vamos tampoco es que esté babeando la pantalla del monitor. Esto no sé si considerarlo raro-malo o es que algunas de las fotos que han puesto no son muy allá.

Finalmente viene el castiguito del señor y es que la mia mamma va y me suelta las siguiente perlas:
- que desde que salí del armario ella no ha vuelto a ser persona.
- que es el dolor más grande de toda su vida, incluyendo la muerte de sus padres, pero que como no tengo hijos yo qué voy a saber.
- lo peor de todo es que no tuviera confianza para decírselo antes y haberle puesto "remedio". Tócate los cojones mariloles (esto lo digo yo).

Todo esto seguido de la habitual ristra de reproches tipo qué he hecho yo para merecer esto y blablabla. Ya le he dicho que se estaba pasando un montón, pero para dramaqueen, mi madre. Así que ahí la he dejado, regodeándose en su miseria.

El castiguito del señor está claro que es para ella, por pensar lo que piensa y creer en lo que cree. Yo no tengo ningún problema. Bueno sí que lo tengo: ella. Lo que pasa es que ya tengo callo y normalmente lo que dice me entra por un oído y me sale por el otro. Pero hoy me apetece un video superchachipiruli...


Hasta siempre Antonio

|
A pesar que empecé a oirlo cuando era una adolescente y él estaba aún en Nacha Pop, aprendí a apreciarle cuando emprendió su vuelo en solitario. Ya no oiremos más su voz. Se nos ha ido uno de los grandes.

Estoy enferma

|
Acabo de descubrir que estoy enferma. Mucho. Por lo visto, estoy aquejada de un trastorno denominado procastinación. ¡Que tengo un exámen esta tarde, me entran 3 temas y aún no me he mirado el tercero!. Menos mal que farala se piensa que soy un cerebrito y que mi excelsa inteligencia da para esto y mucho más que sí pero me tengo que poner.



Yo creo que no tengo la culpa. Es que el curso es un toñazo de mucho cuidado (documentación del sistema de calidad). Me apunté sabiendo que el curso no era presencial, pero me imaginé que nos darían un cd-rom para que nos lo currárramos en casita o que habría un campus virtual. En cambio, lo que nos dieron fue:

- un tocho una carpeta con el temario (sin dibujitos ni nada, que siempre alegran algo).
- una mochila roja de propaganda increíblemente ortopédica e incómoda de llevar.
- un cuaderno (que ya tiene ocupado un tercio de las hojas con consejos de seguridad y salud)
- un boli.
- un chaleco de seguridad guateado y reversible (que le he endosado a mi cuñada)
- ¡un chubasquero! que es como una bolsa (verde caqui) de basura glorificada.

Y con esto quieren que me pele el culo a estudiar. Qué poca psicología, de verdad.

Bueno, me quedan 7 horas hasta el exámen. A ver si hago algo y ¡dejad ya de distraerme con vuestros posts!

Be kind rewind (rebobine por favor)

|
Ays qué tiempos cuando titulaba mis posts con títulos de películas. En fin... Me estoy dando cuenta que la línea que lleva este blog es un montón de videos chorras y de vez en cuando un post un poco más serio. Como habréis adivinado, ya va tocando una frikada chorrada.

No sé si algun@ conocerá o seguía a los de Qué vida más triste. Vale que son frikis pero tienen su mérito. Son los únicos de este país que han dado el salto de internet a la tele. Pues bien, he aquí su pequeño homenaje al friki que todos llevamos dentro.



Para los que no sepan de qué estoy hablando: niño loco alemán, mentos, contigo no bicho, enjuto mojamuto, la ardilla dramática, la pija borracha, el batu, la he liao parda, marcial

Life's for sharing

|
Este título tan flower power para un post describe bastante bien mi vida últimamente, porque hay que ver qué días más moviditos, pero qué gusto.

Compartir un teatro (The Winter's Tale) de Shakespeare en inglés. Se hace raro ver un teatro con subtítulos, o mejor dicho supratítulos pero si no era difícil entender todo. Nos quedamos un poco con la sensación de haber salido como entramos porque no nos conmovió demasiado. Eso sí, mientras devorábamos un pincho de tortilla y un bocata en el bar vimos artisteo para aburrir. Andaba por allí hasta la ministra Sinde-scargas, que ganas me dieron de decirle algo. Lo mejor, la compañía junto a mi butaca, sin desmerecer a la del escenario.

Compartir la alegría por el final feliz de una larga batalla legal. Besos, abrazos, risas y sonrisas con Hello Dolly! de banda sonora. La traquilidad y la seguridad.

Compartir una estupenda cena con inmejorable compañía (aunque me pusieran la oreja caliente en la sobremesa) y planificar nuestras próximas vacaciones por la Campania.

Compartir un día de encuentros blogueros, risas, historias y algún que otro cotilleo (aún esto flipando) en una terracita de Chueca junto a Club, Mujercasada (me gusta mucho más llamarla Heteropero) y la Vasca, que se nos unió para comer. Siento decírtelo Club, pero no eres ni la mitad de macarra de lo que dices ser. A ver si cuando nos veamos en tu terruño me haces cambiar de opinión ;-)

Compartir el partido de júrgol en un bar de forofos del Madrid con las Ratas (volveeeeeeeeeeed) en el pueblo más bollero de toda España. Disfrutar luego de una cena aderezada con mil anécdotas de bollerismo futbolero (y no tan futbolero) y terminar con Elenita Faralaez haciéndose la dormida para que la llevara en brazos hasta el coche.

Compartir comida con la familia el día de la madre. Ver que he acertado de pleno con el regalín y por la tarde reposar un poco todo el puente durmiendo leyendo un rato.

Me gusta compartir/te/nos.

Y para terminar un video flower power de estos que molan. A mí para el próximo, que me avisen, porfa, que agarro el primer vuelo a Londres.